Contacta con nosotros manolovaldefierro@gmail.com

sábado, 20 de febrero de 2016

MI NOMBRE ES KHAN, Anais

¡Hola, amigos del blog!
Soy Anaís y os voy a contar que el sábado vi una película. Trataba sobre un niño que era musulmán y tenía el síndrome de Asperger. Un día hubo una pelea entre árabes e indús y los árabes decían cosa malas sobre los indús. Su madre le enseñó que había que ser amigos de todos.
Cuando era mayor, su madre murió y él se fue a vivir con su hermano pequeño, empresario, que lo contrató para vender sus productos de belleza. Khan los probó todos.
La mujer de su hermano supo enseguida lo que le pasaba por sus síntomas (le molestaban los sonidos fuertes, tenía miedo al color amarillo y no podía conocer gente nueva.)

Un día fue a cruzar la calle y se quedó 
en medio de la calle porque había color amarillo y un tranvía haciendo un ruido molesto para él Casi lo atropella pero por suerte pudo parar. 
Al entrar a un salón de belleza vio a una chica llamada Mandira que trabajaba allí y tenía un hijo llamado Sam. Ella le compró los productos de belleza a Khan. Todos los días Khan iba al salón de belleza.
Un día Mandira le dijo a Khan que si le enseñaba algo que ella no hubiese visto en San Francisco haria lo que él quisiese. Él dijo que se casaría con él.

Ella digo que sí. Khan día tras día le llevó a sitios diferentes hasta que dio con un sitio muy bonito. Entonces se casaron. 

A los meses hubo un atentado hecho por musulmanes y estuvieron molestando a Sam porque culpaban a todos los musulmanes. Su mejor amigo se enfadó con el y se fue con gente que no debía. Un día hubo una pelea entre Sam y su mejor a migo. Se metieron los chicos que iban con él. Su mejor amigo intento decirles que se parasen pero fue demasiado tarde; sin querer lo habían matado.

Mandira, como estaba muy triste, le dijo a Khan que no se había tenido que casar con el y que fue su culpa. Le dijo que fuera al presidente de los Estados Unidos y le dijera “Yo no soy terrorista”.
Él fue a Estados Unidos y lo buscó. Lo encontró y le entendieron: "Yo soy terrorista".
Lo llevaron a la cárcel y Mandira fue allí. No la dejaron ver a Khan y se fue. Khan salio y Mandira no estaba pero él sabía que ella había estado allí por el perfume de Mandira.

Él se fue corriendo a por ella pero la vio y no no le dijo nada; él quería cumplir la promesa. 
Él fue a un país que se estaba inundado 
y estuvo ayudando. Mandira fue a donde 

estaba Khan y cuando Khan se dirigía hacia Mandira, le clavaron un cuchillo. 
Estuvo ingresado mucho tiempo pero 
Mandira estuvo a su lado. Ella le dijo que se fueran a casa pero él dijo que no. Que quería cumplir su promesa.
El presidente estuvo en la ciudad donde el estaba ingresado y Khan se lo dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Muy pronto será publicado.