Contacta con nosotros manolovaldefierro@gmail.com

lunes, 23 de noviembre de 2015

TEA STILTON, MISIÓN FLAMENCO, Claudia

El club de Tea se va a Sevilla porque unos amigos que tienen allí les han invitado. Allí son fiestas.
Sus amigos les regalan trajes flamencos.
La pareja de baile de Diana (su amiga) es Carlos, un gran bailarín. Bailaban juntos y ganaban muchos premios.
Carlos lo dejo porque tenía miedo a equivocarse.
Hace ya unos años que ya no se ven porque Carlos se fue a Granada, una provincia de Andalucía. Allí tenía su casa.
La tía de Diana cantaba flamenco y le tocaba una actuación.
Diana y su hermana se llevaban desde pequeñas muy mal.
Su tía Rosita le regaló a Diana un abanico y a su hermana una peineta.
Carlos vino a Málaga por las fiestas.
Cogió, sin que se diera cuenta, Rosita, su abanico y se fue a Granada. Él, como le gustaba la tía Rosita, solo quería ponerle una frase en el abanico pero la hermana de Diana distrajo a Carlos y le quitó el abanico.
La tía Rosita compuso una canción de un tesoro que tenía escondido en su casa.
El abanico tenía un símbolo que habría el tesoro de su casa. Las dos hermanas lo querían y se dirigen todos a su casa.
Abrieron el tesoro con el abanico y se dieron cuenta de que había otra llave que era la pinza de la hermana de Diana.
Había una carta que decía:
A cada hermana os di una llave para abrir mi tesoro. Desde ahora para hacerme feliz tenéis que perdonaros”
Las hermanas se perdonaron.
Bueno, me despido
y hasta el próximo
resumen.

¡Claudia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Muy pronto será publicado.