Contacta con nosotros manolovaldefierro@gmail.com

lunes, 19 de junio de 2017

EL PROYECTO SUPERSECRETO, María

En la universidad de Ratford se organiza un concurso llamado “Ratones por la ciencia”. A ese concurso acuden muchas universidades de todo el mundo, y cada universidad puede aportar dos inventos. 
La universidad de Ratford eligió al Club de Tea con el tecnomóvil y a Vanilla con el jardín flotante. 
Vanilla no iba a dejar que el Club de Tea ganase, así que ideó un plan. Su plan consistía en meter un CD en el ordenador que controlaba el tecnomóvil, dirigirlo y destruirlo. Y así ocurrió, aunque el tecnomóvil no fue completamente destruido. Solamente se rompieron los motores. Aunque las chicas del Club de Tea intentaron arreglarlo, no les dio tiempo. 
Al final se descubre todo sobre Vanilla y también… ¡qué el jardín flotante no lo había construido ella! Lo construyó un científico y luego, a través de unos auriculares, le iba diciendo a Vanilla lo que tenía que decir delante del jurado. Ganó… ¡la universidad Ratosky con Tamara Robotop, que encontraba agua en los lugares más difíciles! 
A mí me ha parecido muy interesante y… ¡os lo recomiendo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Muy pronto será publicado.