Contacta con nosotros manolovaldefierro@gmail.com

viernes, 15 de noviembre de 2013

HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL, Mario


Harry, había vivido 10 años bajo el maltrato de su primo y sus irascibles tíos: Vernon Dursley, y Petunia Evans, hasta que un día un semigigante llamado Hagrid apareció para decirle que era un mago. Harry asistió a Howarts, el colegio de magia y hechicería, donde no tardó en hacerse muy popular. A parte de derrotar al mago tenebroso más poderoso de todos los y tiempos, sacaba buenas notas y no tardó en hacerse buscador del equipo de Quidich de Griffindor (cosa imposible para los de primer año, como él). Harry, descubrió que  había algo escondido en Howarts: la Piedra Filosofal (una piedra que entregaba a todos lo vida eterna y convertía en oro todo lo que tocaba) y que el profesor de pociones Severus Snape intentaría robarla esa noche. Harry corrió junto con sus amigos Ron Weasley y Hermione Granger, abrió la puerta del tercer piso y se encontró un perro enorme
 con 3 cabezas adormecido. Bajó por la trampilla, pero no era Snape el que quería la piedra. Era Quirrel (el profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras ). Harry tocó a Quirrel y por alguna razón se empezo a abrasar hasta consumirse.
Me ha gustado mucho.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Muy pronto será publicado.