Contacta con nosotros manolovaldefierro@gmail.com

martes, 12 de marzo de 2013

Ése no es mi zoo, Oumaima


Ése no es mi zoo

Marta, Pablo y Antonio. Fueron con el colegio al zoo y vieron un mono que estaba triste. Le dijeron:
“¿Vienes con nosotros? Dijo: jiu jiu”. Entonces Pablo,  que sabía el idioma de los monos,  tradujo: “Dice que si lo podemos sacar de la jaula”. Lo sacaron de la jaula. Marta tenía un chándal,  por si acaso  se mojaba la ropa al caerse en un charco. Le pusieron la ropa. La profesora dijo que no podían meter al mono pero el conductor gritó: “Vámonos que  tengo que  ver un partido que es a las   8:30”. Se fueron a casa de Doña Hortensia y les dijo: ¿Pero quién  es ese niño peludo? Dice Pablo: “Es mi primo, se llama Fernandito”. Mientras,  Fernandito se estaba haciendo  pis.   Doña Hortensia se puso a limpiar. Los tres chicos le piden perdón y se van a casa de Marta porque su madre trabajaba. Cogen la maquinilla de su padre y le depilan. Después le dan un baño.  Fernandito no se quería salir del agua y tuvo que salir a la fuerza. Se pusieron a ver una pali de Tarazán. El mono se enamora de la mona que salía. Vino la madre de Marta y les dijo: “Muy bien, pero me podéis hacer la colada”. Subieron a hacerle la colada y el mono empezó a hacer cómo en  la pelí. Se subió en la antena de Doña Hortensia. Doña Hortensia subió al tejado porque tenía la antena un poco vieja, vio a Fernandito y llamo a los bomberos y a la televisión. Pusieron colchones. El mono se tiró. Se quedaron alucinados por el mono y lo devolvieron a la jaula. Volvieron sus amigos  y le dijeron que volverían a visitarle.  Mi opinión: es muy interesante leer este libro y he aprendido que la amistad puede ser de animales con humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por dejar tu comentario. Muy pronto será publicado.