Contacta con nosotros manolovaldefierro@gmail.com

martes, 5 de abril de 2016

UNA OSA QUE NADÓ 687 KM, María Ch

Una osa polar nadó 9 días en aguas heladas de Alaska por culpa del cambio climático que derrite el hielo . Lo saben, porque le pusieron un collar de GPS para estudiar cómo viven los osos polares. Los osos se meten en el agua y nadan para cazar focas, que es un plato preferido de los osos. Por el largo viaje que hizo, la osa perdió peso. El calentamiento global es una amenaza muy grande para los animales porque derrite el hielo. Pero aunque sean buenos nadadores, no están adaptados para estar tanto en el agua. Para comer hacen un agujero en el hielo y allí capturan a sus presas.
Mi opinión es que me da mucha pena por los pobres animales que sufren por el calentamiento global.

1 comentario:

Muchas gracias por dejar tu comentario. Muy pronto será publicado.